#Spanishrevolution Una esperanza naciente

Empiezo a escribir este para mí importante post, ya que me propongo hacer pública mi postura con respecto a lo que considero que necesariamente ha de mejorar en nuestra actual sociedad. 

No me va a caber aquí todo lo que me nace compartir. Me limitaré en esta primera oportunidad a hacer una declaración de intenciones: Me propongo apoyar con mi opinión y presencia en medios virtuales y físicos lo que considero es el mejor movimiento ciudadano que ha nacido en nuestro país. Lo que con mucha ilusión y también utopía llaman, llamamos #spanishrevolution.

Soy consciente que pertenezco profesionalmente a uno de los sectores (el de la promoción de vivienda nueva) que más necesita evolucionar para equipararse a la nueva realidad social, a sus necesidades y posibilidades reales, a sus prioridades de vida y cuidado del entorno, a hacer de la vivienda de nuevo el HOGAR, que cobija la forma de vida propia que uno elige con conciencia. Y esto lo vivo como un Reto. Como una gran oportunidad que estoy dispuesto y deseoso de compartir con empresarios promotores y profesionales del sector que entiendan que hoy en la unión de personas con riqueza experiencial y de conocimientos está la mayor garantía de evolución. En el propio problema está la enorme oportunidad de mejorar y llegar a ser útiles con diferencia para competir satisfactoriamente en un mercado en el que obtendremos beneficios siempre que primero hayamos sido capaces de ofrecerlos a nuestro cliente y su entorno familiar.  Y esto, a mi juicio, tiene mucho que ver con esta revolución de la que hablamos. Porque puede ser la mejor manera en que los profesionales de este sector podamos ayudar a que las cosas realmente mejoren hasta que su equilibrio permita conjugar la capacidad de ser útiles a nuestra sociedad con nuestro sustento.

No os perdáis en Twitter, siguiendo este tag #spanishrevolution, cómo son miles de personas las que están, estamos, en todo España conectados a la idea, que ya no puede morir si nuestra determinación así nos lo indica, porque se oponga quien y como quiera oponerse, no podrá parar, al igual que ha ocurrido en otras partes del mundo, a gente con ganas de que la vida mejore pacíficamente y que tiene en su mano el empoderamiento de la comunicación.

Cada vez serán más voces las que estamos por una pacífica revolución. Porque seamos las personas lo importante y no los mercados. Por seguir liderando la evolución cultural de nuestro mundo y podamos competir con Oriente de igual a igual, aunque como todos sabemos, ya no con las mismas armas. Ellos tienen ya el poder de la industria y del campo masificados: Grandes producciones, grandes fortunas, mucha tesorería de la que disponer. Nosotros tendremos el trabajo inteligente, la forma de compartir que multiplica la eficacia de lo que hacemos. la vida más equilibrada y no por ello menos pujante y en estado de continuo aprendizaje y crecimiento. 

A por ello, estimados. El mundo puede ser nuestro si aprendemos a compartirlo.

Y si también, como nos sucede a muchos, os caben dudas, José Luis Sampedro es una fuente de sabiduría, sencilla y clara, a nuestra disposición.

Saludos de Prudencio

Anuncios