¿Qué está pasando con los precios de las viviendas?

Cuando la Demanda es la que decide, como es hoy el caso, distingue entre aquellas viviendas que tienen un atractivo Valor Añadido, adaptado a las prioridades de compra de su cliente potencial, y aquellas que simplemente son una más de la importante oferta actual.
Las primeras no necesitan bajar precios si saben llegar hasta su demanda potencial de forma eficiente.
Las segundas tendrán que bajarlos, o crear,, si saben y pueden, alicientes complementarios, siempre que estos sean considerados por su cliente potencial como realmente atractivos.

Prudencio López

Anuncios